CUIDA TU SALUD CON JUGOS

CUIDA TU SALUD CON JUGOS

16/02/2016

 

 

 

QUERETE: PREPARA JUGOS NATURALES

 

 

 

 

Es innegable que beber jugos sanadores es la última moda "healthy". Los jugos frescos son una de las preparaciones más saludables y rejuvenecedoras que puedan tomarse. Beber un jugo fresco proporciona al cuerpo un buen número de nutrientes, que aportan rápidamente vitaminas, minerales y enzimas al organismo dotándolo de energía. Estas mezclas naturales de nutrientes trabajan juntas para potenciar la inmunidad, protegiendo de gripes, cancer y dolencias cardiovasculares.
Los jugos son poderosos antioxidantes. Al contener vitaminas como la A, la C y la E luchan en nuestro cuerpo contra los oxidantes que son las sustancias que contribuyen a potenciar el envejecimiento.

Los jugos hechos en casa son muchísimo más sabrosos que los comprados fuera y, lo casero suma siempre. Aquí les dejamos algunos tips:

 

 

Para hacer que el jugo sea lo más saludable posible debemos tener en cuenta, en principio que tenga una base verde: apio, pepino, manzana verde o kale; luego le podemos sumar vitaminas y color con la combinación de  frutas que elijamos, por último se puede agregar sabor con hierbas o especias como menta o jengibre; para agregarle dulzor usemos azucar mascabo u órgánico, también miel puede utilizarse, aunque en realidad debería bastar con el azúcar de las frutas.

 

 

El jugo se bebe recién hecho, es casi una ley; los nutrientes, las vitaminas y minerales se van perdiendo a medida que pasa el tiempo. Aunque en realidad, se puede preparar jugo en cantidad para conservar en la heladera, siempre va a ser mejor que consumir cualquier bebida comprada en un supermercado.

 

 

Te recomendamos nuestra canasta detox para prepararte tus propios jugos.

 


Otras Noticias

SMOOTHIES PARA TODOS

[04/08/2017] Fresca y colorida opciòn para incorporar vitaminas y nutrientes a tu dìa


Los jugos y smoothies son una excelente opción para incorporar en tu dieta los nutrientes y vitaminas que contienen las frutas y vegetales, sin necesidad de comerlos. Muchos de nosotros no somos tan fans de comer 5 frutas al día como dicen que deberíamos y a la mayoría de los niños directamente hay que enchufárselas para considerar que los estamos alimentando de manera adecuada.

Es por eso que los jugos y smoothies son una GRAN opción para sumar en la alimentación de los niños hojas de lechuga, trozos de palta, o semillas de chía sin que ni siquiera noten que lo estamos haciendo.

La base de  cada smoothie debería incluir 3 categorías.

  1. Frutas, aquí incorporamos vitaminas, antioxidantes y fibra.
  2. Verdes, que le aportan hierro
  3. Grasas buenas, necesarias para el desarrollo de nuestro cerebro

 

FRUTAS: Frutillas, frambuesas, naranjas, Arándanos, Mango, duraznos, Ananá,  Banana

VERDES: Kale, Espinaca, Lechuga morada.

GRASAS BUENAS: Palta, semillas de chía, aceite de oliva o coco.

 

Las cantidades son a gusto y piacere pero con estas porciones obtendrás un smoothie muy sabroso: 1 vaso de agua, 1 fruta a frezada (para darle efecto frozen), 1 o 2 hojas del verde picado, y un cuarto de palta o 1 cucharada de aceite o de semillas.

Luego, las combinaciones son tantas como la imaginación.

A disfrutar!

 

 

MORRONES AGRIDULCES EN CONSERVA SUPER FACIL

[17/04/2017]


Aprovechemos los morrones calahorra con esta deliciosa preparaciòn.


Esta es una receta súper facilísima para quienes gusten de los morrones y para aprovechar los calahorra que son bien tiernos, carnosos y dulzones. 
Además si te da fiaca cocinar conservas porque hay que esperar un montonazo para comerlas no te preocupes! porque esta conserva se puede comer a las pocas horas de prepararla. 
Es ideal para llevar a una comida con amigos o familia, es suave y sin picantes, apta para todos los paladares.

Manos a la obra!

Vas a necesitar:

5 Morrones calahorra (o comunes)
1 taza de vinagre
1 taza de azùcar
1 taza de aceite
1 diente de ajo
1 frasco esterilizado
Granos de pimienta

1. Lavar los morrones, cortarlos a la mitad y quitarles el tronquito y las semillas. Cortarlos en trozos grandes con la mano.

2. Ponerlos en una olla y agregar el vinagre, el azúcar, el aceite y el ajo machacado. Y la pimienta.

4. Poner a fuego fuerte, tapado, hasta que hierva. Luego destapar parcialmente la olla. 

5. Cuando estén semiblandos, retirar del fuego y dejar entibiar.

6. Enfrascar, dejar siempre 1cm. de aceite por encima de los morrones (esto es MUY importante para mantener la conserva). Poner el frasco cabeza abajo media hora para generar vacío. ¡Listo! Se pueden comer desde el primer día pero mejorarán con el tiempo.

Una vez abierto el frasco se pueden conservar 15 días en la heladera. Sin abrir duran hasta 1 año. ¡Que los disfrutes!